Mi experiencia en el quirófano 1: primer implante de condrocitos en cadera en España

Rebeca Ruiz Siguín

Si cuando tienes 17 años decides estudiar Periodismo, se presupone que lo tuyo son las palabras, el micrófono, la televisión, el cine…pero la sangre, ¿quién habló de sangre en redacción periodística o en producción audiovisual?

La realidad es que la realidad es otra. Y ahí estaba, el pasado 26 de septiembre en uno de los quirófanos de la Clínica CEMTRO, para ser más exactos en el 1, al final del pasillo.

Eso sí, cámara de fotografía y bloc de notas en mano para inmortalizar todos los detalles. En ese momento estaba más pendiente de no tocar el campo quirúrgico o no molestar, pero lo cierto es que iba a asistir al primer implante de condrocitos de cadera en España, y aún más interesante, iba a verlo y vivirlo en primera persona.

DSC00471

El doctor Raúl Torres, jefe de la Unidad de Cadera de la Clínica CEMTRO y el doctor Luis Betancourt ya estaban bajo la gran lámpara. Esa que a lo largo de toda la operación iluminaba la cadera del paciente, un varón de 34 años.

Y aunque pueda parecer un dato insignificante la verdad es que la edad en este caso sí que importa ya que esta intervención está indicada para personas jóvenes porque como me ha contado el Dr. Torres, los pacientes mayores ya tienen el cartílago, digamos cansado, de tal manera que si se multiplicasen sus células éstas serían aun más cansadas.

La primera incisión siempre es llamativa, al menos para mí que estudié en la facultad de ciencias de la información. La piel parece de mentira, el corte limpio no deja lugar a la salida de sangre y en unos segundos ya está abierto. Ahí, como si nada, veo por primera vez un fémur.

Leer mas…