Café & Muffin… ¿a cual hemos de temer?

Temer lo que se dice temer… tampoco hay que ponerse tan drásticos. Pero ciertamente uno de mis dos compañeros de esta tarde se va a portar mejor conmigo que el otro: El dulce, pegajoso muffin va a ir directo a engrosar la pared de mis arterias.  Leer mas…