Blog médico de clinicacemtro.com

Tu salud nuestro objetivo

Uso domiciliario de heparinas

Heparinas de bajo peso molecular

Las heparinas de bajo peso molecular son unos medicamentos que se administran mediante inyecciones subcutáneas y que previenen la formación de trombos sanguíneos al dificultar la coagulación de la sangre.

Se usan fundamentalmente en pacientes encamados y en pacientes postoperados, para prevenir la aparición de trombos venosos y la temida embolia pulmonar. También se usan como anticoagulantes a dosis más altas, en pacientes con valvulopatías o arritmias cardiacas y  otras enfermedades que facilitan la aparición de trombosis.

La mayoría de las heparinas de bajo peso molecular se administran una o dos veces al día, y el paciente puede autoinyectársela fácilmente.

El principal efecto secundario de las heparinas es la mayor propensión al sangrado, lo que puede facilitar la aparición de hematomas o hemorragias, generalmente leves. Por este motivo hay que avisar de que se usa este medicamento antes de cualquier intervención; y hay que buscar atención médica en caso de presentar un sangrado abundante.

 

Administración de HBPM:

  • Lavado adecuado de manos antes de la inyección
  • Colocarse en una posición cómoda, sentado o tumbado y elegir el punto de inserción, a ambos lados del abdomen.
  • Limpiar la zona con un algodón impregnado en alcohol
  • Con el dedo pulgar e índice, tomamos un pliegue cutáneo y lo mantenemos sujeto durante la inyección
  • Introducimos la aguja perpendicular a la piel (formando un ángulo de 90º)
  • Introducimos todo el liquido, sacamos la aguja y soltamos el pliegue
Valora este artículo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos. Promedio: 3,00 de 5)
Loading...