Blog médico de clinicacemtro.com

Tu salud nuestro objetivo

Lesión del músculo aductor en jugadores de fútbol

El músculo aductor es uno de los músculos más lesionados en los jugadores de fútbol. Este músculo une el fémur con la pelvis y permite la aducción de la cadera,es decir el movimiento hacia dentro de la cadera, imprescindible en el momento del chut.

Muchos comentaristas confunden la musculatura adductora, que es la que aproxima la pierna hacia el cuerpo, de la abductora, que es la que separa la pierna del cuerpo. Esta última no se suele lesionar en los futbolistas con la misma frecuencia.

La lesión ocurre, habitualmente, de forma indirecta, aunque también puede lesionarse el músculo por un traumatismo directo. Indirectamente, hay dos mecanismos que pueden dañar el músculo:

1)  Por contracción del músculo, en el momento del chut. La musculatura se contrae con gran intensidad para trasmitir al balón toda la fuerza de la pierna. Sin embargo, al hacer algún movimiento anómalo la misma contracción muscular desgarra las fibras musculares. Este mecanismo está influido por la fatiga muscular y el gesto técnico.

2) Por elongación del músculo, cuando una abducción forzada de la cadera (es decir, una apertura forzada de la pierna hacia el exterior) estira y lesiona el grupo muscular. Este mecanismo es el que actúa cuando el deportista resbala, separando su pierna del cuerpo.

La recuperación de estas lesiones va a depender del grado de la lesión y de la zona del músculo que se haya desgarrado, y varía entre unos pocos días a varias semanas.

Si quiere más información, pinche aquí.

5 Mitos sobre la prótesis de cadera

 

El doctor Rául Torres, Jefe de la Unidad de Cadera, Servicio de Traumatología de Clínica CEMTRO, destierra en este videoblog 5 grandes mitos que existen sobre la prótesis de cadera:

1. “Las prótesis de cadera solo duran 10 años”. Es un mito. Las prótesis de cadera no tienen fecha de caducidad, hay una media estimada de lo que duran esas prótesis. Depende del tipo de prótesis y sobre todo de cómo está implantada la prótesis. Una prótesis bien implantada puede durar hoy en día 20, 25 años sin ningún problema.

2. “Las prótesis de cadera solamente se pueden poner a partir de los 60 años”. Es un mito. Se pueden operar pacientes de 40, 45, 50 años siempre que no haya otra forma de evitarlo, y que esos pacientes solo tengan 1 o como mucho dos recambios a lo largo de su vida.

3. “Con una prótesis de cadera no se puede volver a hacer deporte”. Es un mito. Cuando uno se pone una prótesis de cadera y está bien operado, el paciente no nota nada, al revés,  alivio y mejoría y puede volver a hacer cosas que antes no podía. No se recomiendan deportes de contacto (baloncesto, fútbol, balonmano…) ya que haría que se formasen pequeños aflojamientos parciales de la prótesis y se aflojaría del hueso. En general es bueno que el paciente haga ejercicio y que tenga una vida activa: gimnasio, bicicleta, piscina, padel, bolos, pilates, golf…siempre de forma adaptada. Y no se recomienda la carrera como ejercicio habitual.

4. “Después de una prótesis de cadera te quedas cojo”. Es un mito. Es cierto que si el paciente tienen antecedentes de cojera puede que persista, pero a la mayoría de los pacientes no se les nota y si lo hacen es durante un tiempo por el vicio adquirido anteriormente.

5. “Solo se pueden hacer dos recambios de prótesis de cadera”. Es un mito. Hoy en día se utilizan prótesis no cementadas y se preserva el hueso para evitar el desgaste del mismo. Un paciente puede recambiarse su prótesis 3, 4 y hasta 5 veces a lo largo de su vida.

La Rotura del Ligamento cruzado Anterior

Rotura del Ligamento Cruzado Anterior from Clinica CEMTRO on Vimeo.

La rotura del LCA se ha convertido hoy en un problema de salud nacional. Podríamos decir que es una auténtica epidemia en el mundo del deporte. A diferencia del LCP que representa la solidez articular, el LCA se le ha llamado “el elemento de finura o elegancia de la rodilla”, es un ligamento frágil, “la señorita de la rodilla”. Participa en casi todas las posiciones de estabilidad y su gran enemigo es el cuádriceps, ya que la contracción de éste músculo desplaza la tibia hacia delante y es un elemento decisivo en la rotura del ligamento.

El síntoma principal de su lesión es la inestabilidad, el fallo de rodilla, la pérdida del control articular que no puede ser compensada por ningún músculo.  Éste fallo se acompaña de inhibición refleja del cuádriceps.

Leer mas…

Donde hay luz, hay vida: el último reto de nuestro amigo, el esquiador acuático Ricardo García

Rebeca Ruiz Siguín

Nuestra historia con el deportista Ricardo García se remonta a los inicios de Clínica CEMTRO, cuando el canario acudió a las manos del Dr. Pedro Guillén tras haber sufrido un accidente de moto y ser operado en la Isla de la Palma sin éxito.

Nos cuenta que bromea con el Dr. Guillén y le dice que su pierna quedó mejor incluso que la otra, “sus manos hicieron algo espectacular… ¡cómo estaba y cómo la dejó!”

RICARDO FOTO CLINICAA todo el mundo le gusta ver a sus amigos, el problema es que la mayoría de las veces, el encuentro de la Clínica con sus colegas cuenta con una razón de salud, claro, es lógico ya que no somos unos amigos corrientes.

El año pasado volvimos a ver a uno de ellos, Ricardo, acababa de llegar de Estados Unidos, es más, tal y como nos cuenta, “lo primero que hice al aterrizar en Madrid fue montarme en una ambulancia con destino a Clínica CEMTRO”.

El palmero sufrió un grave accidente de tráfico en Estados Unidos, donde fue tratado antes de regresar a España. Dos fisuras en el cuello, otras dos en la columna vertebral, un neumotórax producido por 7 costillas que se le partieron y le perforaron el pulmón, la pelvis partida, la pierna derecha se le salió de la cadera y se fue hacia detrás, “tenía la pierna en la cabeza”, nos explica. Todo su cuerpo sufrió lesiones de segundo y tercer grado por el asfalto. Dos dedos del pie derecho partidos, uno del pie izquierdo, una clavícula rota y otra luxada, unos 34 puntos en la cabeza y perdió una nalga completa. Leer mas…

Mi experiencia en el quirófano 1: primer implante de condrocitos en cadera en España

Rebeca Ruiz Siguín

Si cuando tienes 17 años decides estudiar Periodismo, se presupone que lo tuyo son las palabras, el micrófono, la televisión, el cine…pero la sangre, ¿quién habló de sangre en redacción periodística o en producción audiovisual?

La realidad es que la realidad es otra. Y ahí estaba, el pasado 26 de septiembre en uno de los quirófanos de la Clínica CEMTRO, para ser más exactos en el 1, al final del pasillo.

Eso sí, cámara de fotografía y bloc de notas en mano para inmortalizar todos los detalles. En ese momento estaba más pendiente de no tocar el campo quirúrgico o no molestar, pero lo cierto es que iba a asistir al primer implante de condrocitos de cadera en España, y aún más interesante, iba a verlo y vivirlo en primera persona.

DSC00471

El doctor Raúl Torres, jefe de la Unidad de Cadera de la Clínica CEMTRO y el doctor Luis Betancourt ya estaban bajo la gran lámpara. Esa que a lo largo de toda la operación iluminaba la cadera del paciente, un varón de 34 años.

Y aunque pueda parecer un dato insignificante la verdad es que la edad en este caso sí que importa ya que esta intervención está indicada para personas jóvenes porque como me ha contado el Dr. Torres, los pacientes mayores ya tienen el cartílago, digamos cansado, de tal manera que si se multiplicasen sus células éstas serían aun más cansadas.

La primera incisión siempre es llamativa, al menos para mí que estudié en la facultad de ciencias de la información. La piel parece de mentira, el corte limpio no deja lugar a la salida de sangre y en unos segundos ya está abierto. Ahí, como si nada, veo por primera vez un fémur.

Leer mas…